Hace 10 años que cumplo 15
Estudiante universitaria
Escritora de mentiras
Reseñadora de lo que quieran enviarme
Soñadora a tiempo completo
(más)

Conoce a mami ❤


La hermosa persona que hizo el hermoso diseño de este blog
Con la tecnología de Blogger.

Gente que me cae bien:

Sitios que sigo:

Typewriter Notes {Blog Reseñas y Mucho más}


Image and video hosting by TinyPic
Banner





Image and video hosting by TinyPic




Through Books





Si deseas afiliarte déjame un mensaje aquí

Participo en...



Blog Archive

Studio Ghibli soundtracks


Llueve


“Tras la lluvia la tierra se endurece” — Proverbio Chino

Música para acompañar la lectura:


Caminé sin rumbo unas cuantas calles, no había gente, parecía un pueblo abandonado. Al parecer, el fin de semana largo había hecho que todos huyesen lo más lejos posible de sus trabajos, como huyendo de vidas que no los hacían felices a cambio de una o dos semanas de olvido al año, vaya tragedia.
Alcé la cabeza, el cielo era gris y el verdugo de los domingos de playa se aproximaba sigiloso, sonreí melancólica.
Caminé un poco más por una calle empedrada hasta oír un trueno, por lo menos había logrado sacarme de la cabeza por unos segundos ese dolor insoportable que no me dejaba dormir, tampoco respirar. Los días anteriores había tenido que realmente esforzarme por no hiperventilar y, aunque padeciera un mal físico que se asemejaba mucho al asma o a esas enfermedades virales molestas que te llenan de ojeras, yo sabía perfectamente que todo tenía un origen interior… por así decirlo.
Respiré hondo y cerré los ojos, cuando de pronto la primera fila de gotas se precipitó hacia mi rostro y cuerpo haciendo vibrar cada centímetro de piel desnuda. No me cubrí ni me fui a resguardar, suficiente de eso ya había tenido toda la vida. A cambio, enfrentándolas, sentí las gotas chocar de a millones contra la dura roca del suelo y contra mi cuerpo, despedazándose, dando todo de sí.
Para cuando abrí los ojos el panorama había cambiado; una fina capa de agua, que no había llegado a la canaleta aún, cubría el suelo y tenía toda la ropa empapada pegada al cuerpo al igual que mi cabello. A continuación, me arrodillé y contemplé las gotas cercanas caer y fusionarse hermosamente con las que ya habían caído, formando charcos. A ellas no les daba miedo la muerte ni les importaba hacer todo perfectamente, ser todas iguales o caer con la misma intensidad: tan solo existían y ya. Tenían claramente una utilidad y un fin que distaba de confortarme… pero lo hicieron, fueron como anestesia para el alma. Extrañamente, dejé de sentir esa presión característica en el pecho, de los últimos días, como si finalmente me hubiese empezado a perdonar y las heridas que yo misma abrí empezasen a cerrar de a poco. Quería vivir… vivir y ya, encontrar una nueva razón para despertar emocionada todas las mañanas aunque no fuese la que yo había creído que sería siempre. Necesitaba encontrarle un nuevo sentido a mi existir que fuese como una gota de lluvia: simple, bella y mágica.

Distraída, luego de seguir meditándolo, desperté del trance al dejar de sentir a mis salvadoras caer, no sabía cuanto tiempo había pasado ni me importaba, pero aparentemente era de día aún porque había algo de luz. Ahora el aire olía a tierra mojada, olor a una hermosa muerte que da vida a su paso, la vida en todo su esplendor.  Tiré mi cabeza hacia atrás y volví a mirar hacia arriba y, esta vez con una pequeña chispa de esperanza que amenazaba con incendiarme toda, vi el cielo azul despejarse al fin.

No hay comentarios:

Me encantaría recibir un comentario tuyo <3

Cargando...

¿Te gusta lo que lees?





Déjame un comentario (≧◡≦)

No necesitas una cuenta en Gmail, puedes escribirme como anónimo.

Estoy escribiendo...

*Sueños de carbón
*Eres un IDIOTA
Dale clic aquí para ir a mi Wattpad

Recent tweets

¿Qué estoy leyendo?

¡SOY UNA LENTA LEYENDO! Supérenlo

Escala de puntaje [Reseñas]

◕ ‿‿ ◕


BlogsPeru.com

Visitas